Un testamento es un documento donde cualquier persona de forma personal, libre y revocable puede disponer de sus bienes y derechos para después de su muerte.

Es importante hacer un testamentos porque si no dejas, la ley establece los herederos y la porción que le toca a cada uno, lo cual genera gastos altísimos, pérdida de tiempo y hasta conflictos entre los familiares.

¿Qué ventajas obtengo de un testamento?

  • Evita gastos elevados
  • Ni tú ni tus herederos pierden tiempo
  • Evitas problemas familiares

Recuerda que al realizar tu testamento dejas más que bienes, otorgas a tus herederos y familiares tranquilidad, ya que los bienes pasarán fácilmente y de forma inmediata a las personas que estás destinando.

A partir de los 16 puedes realizar un testamento, no importa el valor de tus bienes, estado civil o si tienes o no hijos.

¿Si hago mi testamento pierdo mis bienes?

No, la mayoría de las personas piensan que al realizar un testamento en automático los bienes pasan a los herederos, la realidad es muy distinta, ya que la persona sigue siendo dueña de todos los bienes que estén a su nombre y tiene plena libertad para venderlos, regalarlos o hacer cualquier operación mientras siga viva.

Los bienes pasan en automático a los herederos una vez que el testador fallece.

¿Puedo cambiar mi testamento? No olvides que el testamento es un acto revocable y modificable, por lo que puedes cambiarlo cuantas veces quieras, el último testamento será el que se cumpla y el único válido.